La ex pareja del cantante L-Gante, Tamara Báez, lo denunció por violencia económica, maltratos, acoso y hostigamiento. 

“Golpeaba paredes, rompía puertas y generaba daños en elementos de la vivienda. Sus amenazas y violencia desataron en mí un miedo indescriptible, pidiéndole a mi hermano mayor que se quedara a pernoctar todas las noches conmigo y obligándome a retirarme a la casa de mi madre, ya que él entraba a cualquier hora a mi casa ocasionando destrozos, amenazándome a mí y a mi familia”, expresó la joven en un descargo escrito.

Tamara Báez también denunció al cantante por violencia económica, explicando que "él siempre fue quien manejó el dinero, por eso lo administraba con su entorno (representante, abogado y amigos). Nunca se olvidaba de humillarme y tratarme como a una cosa inservible, a tal extremo que llegué a enfermarme y pesar 38 kilos. Tuvieron que internarme en el mes de agosto de 2022 para poder recuperarme”. 

Además señaló que el artista nunca estaba solo cuando se comportaba de manera agresiva. “Siempre estaba con su séquito que obedecen a sus pedidos sin titubear”, señaló en el documento que presentó.

El abogado de la mujer brindó más detalles en el programa “A la tarde”, asegurando que la joven tiene pruebas de cada situación que denunció. “En esto nosotros tomamos un trabajo muy minucioso. Nunca vamos a decir que hubo hechos de violencia de género sin prueba, así que siempre que denunciamos algo es porque es avalado con documentación”, sostuvo el letrado. Y agregó: “El común de la gente cree que existe violencia cuando una mujer es golpeada, pero existen hechos mucho peores que los golpes”.

Según publicó Minuto Uno, el representante legal remarcó que su defendida viene sufriendo graves amenazas desde hace mucho tiempo. Además, dijo que su prioridad en estos momentos es cuidar a Jamaica, la hija que tuvo con el cantante. “No puede ser que lleve él a la menor y que la menor después vuelva con olor a marihuana”, lamentó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!