EL BOLSÓN (ADNSUR) - El grupo de jóvenes llegó a esa localidad d para participar del 11° Festival por la Diversidad Sexual. Según relató Cristian, uno de los jóvenes agredidos, “estábamos en Abshenta con un grupo de amigos y amigas bailando. En un momento nos estábamos besando dos chicos y una piba nos empezó a empujar y agredir”.

"Nos estábamos besando dos chicos y una piba nos empezó a empujar y agredir”, relató Cristian

Además agregó que “las chicas se pusieron al frente para que no nos golpee, se comenzó a sumar más gente del boliche y nos empezaron a pegar piñas. Éramos 6 personas recibiendo golpes y la gente de seguridad, en lugar de parar la agresión, nos sacó del lugar. En la vereda nos siguieron golpeando y nos tiraron gas lacrimógeno”.

Asimismo, una joven relató que entre los protagonistas del ataque identificó “al discjockey, a los barman y otro que parecía el encargado o el dueño del lugar. Nos estaban esperando en la puerta de salida para agredirnos”.

“Otras compañeras están con los ojos lastimados, golpes en la boca y en la cara, por cuanto estamos haciendo la denuncia penal”, graficó  Cristian a Diario Jornada en la puerta de la Comisaría 12°.

Por su parte, el subcomisario Alejandro Álvarez confirmó “la recepción de denuncia penal a un grupo de jóvenes agredidos en un boliche de la calle Dorrego” y que las actuaciones “fueron puestas a disposición de la fiscalía local”. La investigación del caso denunciado se apoyará en lo registrado por las cámaras de seguridad..

“LAS SOCIEDADES CAMBIAN REFLEXIONANDO”

El juez de Paz de El Bolsón, Marcelo Muscillo, pidió que “ojalá este hecho nos sirva para reflexionar y aprender. Uno entiende que a alguien pueda no gustarle la homosexualidad, pero hay que aceptar que hoy las cosas son distintas. Es una situación que tiene un plano moral o ético y otro legal. Hacer esto en nuestro país tiene un grado grave de incumplimiento de la ley, que tenemos que respetar nos guste o no”.

“Las sociedades cambian reflexionando sobre sus acciones. Antes era legal tener esclavos, hoy a nadie se le ocurriría”, comparó. “Aceptar las diferencias sexuales es un crecimiento positivo. El Bolsón siempre ha sido una comunidad abierta y extremadamente tolerante, el Festival está recontra instalado y jamás hemos tenido un problema así”.