SANTA CRUZ (ADNSUR) - Los vecinos de la localidad de Piedrabuena aún no pueden salir de la conmoción por la muerte de un bebé de tan solo 2 años. Su fallecimiento se investiga como "muerte dudosa".  

El cuerpo del bebé sin vida fue hallado en el río Santa Cruz por un hombre que caminaba por la zona ayer minutos antes de las 20 horas.  La investigación busca establecer por estas horas cómo el menor desapareció de un cumpleaños y apareció muerto a unos 300 metros de la fiesta.

Es que en paralelo con el hallazgo del cuerpo del niño, la Policía  recepcionaba una denuncia de la madre del menor quien informaba que su hijo había desaparecido cuando participaban de un cumpleaños.

 El cuerpo fue encontrado en posición cúbito dorsal, presentaba ausencia de rigidez cadavérica y características de muerte reciente.  La madre al enterarse de la muerte de su hijo debió ser trasladada a un centro médico por una crisis nerviosa. 

Los investigadores buscan reconstruir cómo fue que se trasladó por su propia cuenta y finalmente murió ahogado a la vera del río Santa Cruz, cerca del puente de ingreso a la localidad santacruceña, según publica La Opinión Austral.