El oficial primero Víctor Díaz y oficial Daniel Donato recorrían el jueves la zona del barrio de Parque Chacabuco, Buenos Aires, cuando fueron alertados por un cartonero sobre algo que se movía en la bolsa del contenedor y de allí rescataron a la beba, y la llevaron en el patrullero hasta el Hospital Piñero.

La médica de guardia les dijo que se trataba de una nena, pesaba 3,500 kilogramos y determinaron que  tenía al menos una hora de vida. Por suerte, estaba en buen estado de salud.

"Nosotros pasábamos por la mano contraria, nos pareció raro y fuimos a ver qué pasaba. Entonces, dimos la vuelta y al llegar al lugar una persona nos dice ‘esta bolsa que está en el piso se movía, no sé si es un bebé, un animal, un perro’", dijeron.

Díaz y Donato vieron que cerca de un contenedor de basura había "cuatro o cinco personas mirando hacia el suelo". "Lo único que nos dijo que la gente que estaba ahí es que la bolsa se movía y que no sabían que era", comentaron. Y detallaron que a la beba se le "veía el cordón y que estaba atado con algo". Sin dudas, la rapidez de los efectivos fue necesaria para salvarle la vida.

Uno de ellos confesó que en el momento del hallazgo lo invadió la "emoción". "Tengo quince años y medio de servicio. Es la primera vez que me pasa algo así", reconoció Días. Por su parte, Donato trabaja en la fuerza hace cuatro años.

Según los médicos, gracias a Díaz y Donato la menor está viva. Todavía no se pudo confirmar el paradero de la madre y los policías tuvieron un gesto de amor: se ofrecieron para adoptar a la beba.

"Yo me ofrezco, cualquiera quiere ayudar en la situación que se la encontró y para que tenga un futuro mejor. Soy padre de un muchacho de 18 años y una nena de 15", dijo Díaz. "Sí, también. Con mi novia hablamos este tema y ahora se dio esto...", señaló Donato.

Mientras tanto, la Policía de la Ciudad continúa investigando por estas horas dónde está la mujer, indicó A24.