A partir de un operativo a cargo de la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, descubrieron que dos vendedores de un puesto de comidas vendían “tortitas mágicas”, se trataba de las conocidas "magdalenas" o muffins que estaban elaborados con marihuana y se ofrecían a $200.

El procedimiento se registró este domingo a la tarde en el Parque de las Colectividades, en la zona ribereña central de Rosario, y derivó en la actuación de efectivos de Prefectura Naval y en la intervención del juez federal Marcelo Bailaque, quien determinó que los dos vendedores fueran demorados y se les abriera una causa judicial.

Detuvieron a dos hombres que vendían "tortitas mágicas" en el parque: eran brownies de marihuana.
Detuvieron a dos hombres que vendían "tortitas mágicas" en el parque: eran brownies de marihuana.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, la titular de Control y Convivencia de la Municipalidad, Carolina Labayru, brindó más precisiones sobre la situación: “Los fines de semana tenemos presencia en el parque con el cuerpo de agentes del Área de Proximidad. Ellos detectaron a dos personas que vendían, incluso con un cartel, tortitas mágicas con un precio determinado y obviamente sin autorización. La tortita mágica es en realidad un muffin que elaboran con una masa que entre sus componentes tiene marihuana".

Sabiendo que la venta de marihuana es un delito federal, los agentes de Proximidad hicieron intervenir a Prefectura, que también tiene personal patrullando en la costa. Después, Prefectura hizo la consulta de rigor con el juzgado Federal desde donde se ordenó que esas personas sean demoradas y la mercadería secuestrada. Cabe aclarar que en ese momento se hizo la prueba con reactivos para confirmar si era marihuana y dio positivo. Por eso, el juez ordenó el traslado de esas personas a Prefectura para que se les abriera una causa por estupefacientes”.

Los dos vendedores fueran demorados y se les abriera una causa judicial.
Los dos vendedores fueran demorados y se les abriera una causa judicial.

Labayru contó que los vendedores no publicitaban explícitamente que los muffins estaban elaborados con marihuana, pero en los carteles que exhibían tenían el dibujo de una plantita de cannabis. “Además, estaban en un espacio público, con un tablón, ofreciendo bocados a todo el mundo que pasara por el parque, que ayer estaba lleno de gente. No está permitida la venta de este tipo de producto, y menos en un espacio público”.

“Esto es parte de la impunidad con la que se mueven muchas personas. Nosotros siempre actuamos con la policía, pero en este caso, sabíamos que ahorramos un paso si procedíamos con Prefectura ya que ellos de dan intervención al juzgado federal”, explicó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!