Todo ocurrió el pasado domingo 23 de mayo, efectivos de la Estación Comunal de Laprida que realizaban una recorrida, se acercaron a un joven que circulaba en bicicleta con actitud “sospechosa” e intentó huir de la policía.

Según informaron fuentes policiales, en el momento que lograron frustrar su intento de fuga y los oficiales estaban a punto de aprehenderlo, el joven los detuvo y gritó: “¡No se acerquen, tengo covid!”.

A pesar del peligro que significó para los uniformados, procedieron a realizar una “requisa de urgencia”.

Una vez reducido, le secuestraron una gran cantidad de dinero en efectivo, un teléfono celular y 267 gramos de cocaína.

El hombre fue trasladado al Hospital Municipal “Pedro S. Sancholuz” donde se le realizó un test rápido de covid-19, que finalmente dio positivo y confirmó las advertencias del sospechoso.

Confirmado su diagnóstico de coronavirus, fue trasladado con los cuidados necesarios a su casa, donde quedó detenido con custodia policial hasta este martes 1 de junio, cuando recibió el alta médica y lo trasladaron a la sede de la Comisaría Comunal de Laprida donde quedó a disposición de la Justicia.

La investigación de la causa, que fue caratulada como “Tenencia de Estupefacientes con fines de comercialización directamente al consumidor”, se encuentra a cargo del Juzgado de Garantías número 1 de Olavarría, de trámite ante Unidad Funcional De Instrucción y Juicio número 19 de Azul, con asiento en la ciudad de Olavarría, a cargo del fiscal Lucas Moyano.

Fuente: Clarín