El cuerpo sin vida de Nancy Videla fue hallado enterrado dentro de la habitación de una vivienda, propiedad de Damián Lezcano Mendoza, de 70 años. Tanto ér como su y su sobrino de 29 años se negaron a declarar y, tras una ampliación de indagatoria, fueron imputados por el juez Javier Sánchez Sarmiento como presuntos "coautores" de un "homicidio doblemente agravado por violencia de género (femicidio) y por criminis ca usae". 

Ahora se espera que la causa sea girada al Departamento Judicial de Lomas de Zamora, ya que por el momento sigue en los tribunales de la Capital Federal.

Según se pudo determinar en la causa, el femicidio de la mujer fue cometido el viernes 26 de noviembre pasadas las 19 horas en la vivienda de Lezcano Mendoza, donde un rato más tarde, el hombre "ocultó el cuerpo bajo una carpeta de cemento".

El resultado de la autopsia determinó que Nancy, de 31 años, falleció golpeada y asfixiada y su muerte se produjo por un "traumatismo encéfalocraneano y fracturas de cráneo". El informe preliminar de autopsia reveló que Nancy presenta veinte lesiones, tres fracturas en la cabeza y otras 17 heridas en el resto del cuerpo.

El hallazgo del cadáver fue posible tras un llamado al 911 de la hija del sospechoso, quien cree que su padre y la joven mantenían una relación, pero desconocía cuándo había sido la última vez que se habían visto, antes de lo ocurrido.

El cuerpo de Videla fue encontrado el jueves 2 de diciembre por la noche, bajo un contrapiso de una de las habitaciones de la vivienda, ubicada en Bucarest 2531, en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge.

Los investigadores creen haber detectado la escena del crimen tras haber encontrado rastros que parecen hemáticos en una de las habitaciones de la casa, por lo que los mismos serán peritados.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!