El cuerpo de Videla llevaba de “cuatro a cinco días en proceso de putrefacción”, indican las primeras estimaciones de la autopsia. La mujer había desaparecido el viernes pasado, tras salir de la casa familiar en la que trabajaba en el barrio porteño de Palermo. Las cámaras de seguridad monitoreadas por autoridades de la ciudad determinaron el trayecto que hizo Videla hasta tomar un tren en Constitución hasta la estación de Lanús. En ese lugar, el sistema de videovigilancia municipal señaló a Videla en el momento en que subía a un colectivo de la línea 283, ramal B, rumbo a su casa en Villa Albertina. La mujer intercambió mensajes de WhatsApp con su novio Alan y en ese momento se perdió el rastro.

El joven que mantenía, desde septiembre pasado, una relación sentimental con Videla realizó la denuncia y se activó el sistema de búsqueda que derivó en el hallazgo de cuerpo, luego de un llamado al 911 que alertó sobre la presunta responsabilidad de Lezcano en la desaparición de la mujer.

Damián Lezcano Mendoza es el propietario de la vivienda donde fue hallado el cuerpo de Nancy Videla. Se negó a declarar y seguirá detenido por el delito de femicidio. El juez en lo Criminal y Correccional 1, Diego Javier Slupski, imputó al sospechoso del “homicidio agravado por violencia de género”. Los investigadores analizan las circunstancias que rodearon el asesinato de la mujer de 31 años en procura de establecer el móvil del crimen.

La vivienda que Lazcano usaba como inquilinato se encuentra a pocas cuadras de la casa de Videla. Los investigadores intentan determinar el motivo por el que la mujer frecuentaba al ahora sospechoso de femicidio. Una de las pistas apunta a que Lazcano actuaba como prestamista informal.

El hombre había sido condenado a tres años y tres meses de prisión por un homicidio en exceso de legítima defensa ocurrido en 2002. La víctima en ese caso fue una mujer que protestaba frente al lugar donde vivía en ese momento Lazcano. Consideraba que allí se albergaba a delincuentes. Recibió un mortal disparo.

Antes de conocer ese antecedente, los policías llegaron a la vivienda de Lazcano, ubicada en Bucarest al 2500, en Ingeniero Budge, por el dato recibido en la llamada al 911. En ese momento notaron que se habían realizado recientemente tareas de remodelación en el piso de una de las habitaciones. Se rodeó el lugar y luego de varias horas pudieron ingresar por orden judicial bomberos y peritos, quienes rompieron el suelo de ese lugar y encontraron el cuerpo de Videla.

El detenido por el crimen de Nancy Videla se negó a declarar: fue acusado de femicidio

Fuente: La Nación

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!