CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los rugbiers liberados que son acusados de ser partícipes necesarios en el crimen de Fernando Báez Sosa,  Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, se presentaron en la Fiscalía de Villa Gesell para prestar indagatoria pero se negaron a declarar frente a la fiscal Verónica Zamboni; fueron notificados de la nueva acusación de la causa.

Allí la fiscal los imputa también por el delito de lesiones leves contra cinco amigos del joven asesinado, que también fueron agredidos por varios de los acusados al mismo tiempo que era cometido el crimen de Fernando.

Guarino y  Milanesi habían sido liberados el pasado 10 de febrero después de que el juez de Garantías David Mancinelli hiciera lugar a la solicitud de la fiscal, detalló Telefé Noticias. 

Verónica Zamboni fundó su decisión de liberarlos en que ninguno de los dos rugbiers fue reconocido en las ruedas.

Mientras tanto, el abogado defensor Hugo Tomei apeló las prisiones preventivas de los ocho rugbiers que permanecen presos en el penal de Dolores y que acusaron este miércoles a la fiscal de realizar mal el procedimiento por el cual se encuentran privados de su libertad.