BUENOS AIRES - Desde el Servicio Penitenciario Federal (SPF) se confirmó que dos presos del Complejo Penitenciario Federal de Devoto dieron positivo por Covid-19.

Uno de los infectados es Nicolás Cardozo, quien durante las horas en las que se mantuvo el motín cayó de una de las paredes del pabellón al intentar trepar las paredes con un sistema de poleas. Luego de verificar que era un caso positivo, Cardozo, que se fracturó una pierna en el accidente, fue trasladado al Hospital Fernández.

El segundo caso es Roberto Fontana, quien se cree que se contagió de un penitenciario asintomática. A diferencia de Cardozo, Fontana, quien estaba cerca de cumplir su condena, fue llevado al hospital Vélez Sarsfield.

Estos dos casos, sumado a la posibilidad de que algunos trabajadores del servicio también habían dado positivo, volvió a generar tensión en el penal. Según indica Infobae, la versión de que Cardozo estaba infectado de coronavirus fue confirmada con audios de WhatsApp a los internos, quienes desde comienzos del aislamiento tienen celulares habilitados.

Por el momento, se confirmó que desde el Servicio Penitenciario Federal se ordenó que se les realicen hisopados de coronavirus a todos los compañeros de celda de los dos infectados.

El motín y el acuerdo

El jueves por la noche, cerca de 300 presos decidieron tomar el lugar exigiendo que les otorguen la prisión domiciliaria. Dos días después, se arregló que se organizaría un equipo de trabajo para analizar la situación de cada uno de los detenidos.

Entre las causas que serán estudiadas estarán: los condenados mayores de 60 años, los pacientes de riesgo, aquellos que estén con libertad condicional, y quienes están cumpliendo salidas transitorias. También se volverá a analizar a quienes llevan cumplidos más de dos años de prisión preventiva, las mujeres con hijos o embarazadas, y los extranjeros con trámite de expulsión.