ESQUEL (ADNSUR) - En agosto de 2018, María Antieco -una mujer de 70 años- murió tras caer por el hueco de un ascensor en el edificio de Tribunales de Esquel.

Los datos preliminares que surgían de la autopsia realizada en Comodoro Rivadavia por la perito oficial Roxana Contreras y el legista perito de parte Horacio Andreani habían determinado tiempo atrás la existencia de fracturas que no surgían del primer estudio. La conclusión final presentada por el especialista deja constancia que la muerte está asociada directamente con la caída al vacío.

Según informó EQSnotas, de acuerdo al peritaje de parte firmado por el perito Andreani presentado en las últimas horas se descartan dolencias previas. En el escrito se menciona que la señora Antieco era una persona que “no presentaba patología aguda que la colocara en situación de muerte inminente al 29 de agosto del año 2018, así como tampoco se hallaba intoxicada o disminuida de sus facultades mentales”.

Para el perito de parte, la voz que buscó la propia familia para analizar la situación “la caída de una altura aproximada de 5.5 metros al vacío al abrirse la puerta del ascensor sin hallarse la cabina en el piso por deficiente funcionamiento del equipo” fue lo que generó los politraumatismos seguidos de muerte.

“Ya tenemos armado el reclamo administrativo contra el Estado” expresó el abogado Ricardo Gerosa Lewis quien representa a la familia. También esperan el resultado del trámite penal para analizar que responsabilidades individuales puede resultar de esa actuación.