Una serie de enfrentamientos entre “familias” en el barrio Jorge Newbery terminó con cuatro allanamientos y un perro baleado el martes en horas de la tarde. La División de Investigaciones Policiales (DIP) aclaró a ADNSUR en qué circunstancias es que el personal debió dispararle al perro, tras la viralización de la situación en redes sociales. 

Pablo Lobos, jefe de la División de Investigaciones Policiales (DIP) relató a ADNSUR que el martes en horas de la tarde hicieron cuatro allanamientos por una mujer que resultó herida con un disparo de arma de fuego el pasado 1° de diciembre, a partir de una investigación y además de otros enfrentamientos. 

El juez Mariano Nicosia autorizó una serie de procedimientos, uno de ellos en un domicilio en la intersección de Maipú y Saavedra. “Cuando el personal estaba realizando la diligencia, un can que era propiedad de uno de los sindicados intentó morder”, dijo.

Un perro fue baleado por personal de la División de Investigaciones Policiales. Foto: ADNSUR
Un perro fue baleado por personal de la División de Investigaciones Policiales. Foto: ADNSUR

“Estaba en forma muy agresiva hacia el personal. En tres oportunidades ( intentó morder)  y en una de ellas, uno de los efectivos nuestros efectuó un disparo y el can resultó herido. Esto se dio a conocer en algunas redes sociales”, relató Lobos.

El titular del DIP indicó que “está todo fundamentado y justificado el procedimiento”, y que además el animal fue asistido en el lugar por un veterinario en contados minutos.

“Son cosas que lamentablemente ocurren. Uno obviamente no está predispuesto a que estas cosas sucedan , son cosas accidentales pero está en riesgo la vida y la integridad física de nuestros empleados también”, manifestó. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!