Este viernes, se conoció el hecho que tiene como protagonista a una una mujer de 38 años. Es empleada doméstica y robó joyas por un valor millonario de una vivienda en la que tiempo atrás había trabajado. Sin embargo, se arrepintió y las devolvió en compañía de su padre.

El damnificado es un hombre que se domicilia en el barrio Pinos de Anchorena, de la Ciudad de Mar del Plata, quien advirtió el pasado miércoles que faltaban 41 alhajas preservadas como recuerdos de su madre. Lo que llamó la atención fue que no había ningún acceso violentado y que la persona autora del robo tenía que ser alguien conocido.

Tras presentar la denuncia en la comisaría cuarta, se iniciaron algunas averiguaciones tendientes a establecer quién podía tener llaves de la casa. Así fue como se pudo saber que una empleada doméstica, que había trabajado hacía dos años, se había quedado con las llaves del portón del garaje, indicó La Capital.

Pero en medio de la pesquisa se produjo un hecho inesperado. Este viernes la mujer de 38 años, acompañada por su padre, fue hasta la vivienda en la que había cometido el robo y tocó la puerta para devolver el botín. Dentro de la casa se encontraba un hijo del damnificado, quien decidió no atender a la mujer y de inmediato, llamó a la policía.

El robo ocurrió en el barrio Pinos de Anchorena de Mar del Plata. Foto: Detrás de la Noticia.
El robo ocurrió en el barrio Pinos de Anchorena de Mar del Plata. Foto: Detrás de la Noticia.

En tiempo real, el joven orientó a los efectivos policiales para que llegaran al lugar por el cual la mujer y su padre se retiraban. Así fue como a las pocas cuadras ambos fueron detenidos.

En poder de la ex empleada doméstica el personal policial descubrió dos bolsas alhajeras que contenían 41 piezas de alhajas de oro y plata algunas de las cuales poseían incrustaciones de brillantes marca Swarovski, valuadas en 800.000 pesos aproximadamente cada una.

A pesar de la actitud de arrepentimiento y de la intención de retornar las joyas robadas, tanto la mujer como su padre fueron imputados del delito de hurto agravado, y quedaron a disposición del fiscal Leandro Arévalo, quien dispuso que por el momento, no fueran detenidos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!