COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este viernes se realizó la audiencia de control y apertura de investigación por tentativa de homicidio de Víctor Muller. El hecho ocurrió el 1 de mayo en el barrio Stella Maris. El imputado, Ezequiel Ojeda, pasará 30 días con prisión preventiva, según determinó la justicia. 

Las funcionarias de fiscalía, Inés Bartels y Belén De La Canal, se refirieron brevemente al hecho a investigar cuando el pasado 1 de mayo de 2019, siendo las 17:00 hs., aproximadamente, ecuando Víctor Sebastián Muller se retiraba de la vivienda en el asentamiento ubicado sobre la ladera, debajo del estacionamiento del Supermercado La Proveeduría, lindera a la costa y a la altura de la Av. Yrigoyen al 1800 aproximadamente, en la cual la víctima residía junto con Ezequiel Ojeda.

Éste le manifestó a Muller que no se retirara ya que se estaba llevando pertenencias suyas. Muller le exhibió la mochila que llevaba consigo, momento en el cual Ojeda retiró de la misma un arma blanca tipo daga color blanco y le asestó, sin mediar palabra alguna y con claras intenciones de darle muerte, una puñalada a Muller en la zona del estómago, que derivó en su posterior derivación al Hospital Regional, presentando lesión pleural de hemotórax izquierdo, quedando internado en servicio de cirugía.

El hecho fue calificado provisoriamente como “tentativa de homicidio”, en calidad de “autor” para Ojeda, requiriendo asimismo el plazo de ley para concluir con la investigación.

El imputado Ojeda por su parte accedió a declarar sosteniendo que fue él el que sufrió una agresión por parte de Muller, mostrando su brazo izquierdo, aparentemente quemado. Entonces se tuvo que "defender", expresó.

Por su parte, el defensor Esteban Mantecón expresó que existen dos versiones en el inicio de la investigación, la de la víctima y la del imputado. Al mostrar su quemadura hace creíble su versión, argumentó el defensor. Existe en el caso “una causa de justificación” por lo cual postuló la figura de “legítima defensa” en beneficio de su asistido.

Seguidamente, las funcionarias de fiscalía se refirieron a que todos los dichos deben ser investigados, y que se declare legal la detención de Ojeda. De igual manera requirieron que se mantenga la prisión preventiva del imputado por el término de un mes en base a la existencia de elementos de convicción para tenerlo como probable autor del hecho; por su falta de arraigo se encuentra latente el peligro de fuga. También mencionaron la gravedad del hecho que atentó contra la vida de una persona y que la pena, en caso de recaer condena, será de cumplimiento efectivo. Por último, se refirieron a la existencia del peligro de entorpecimiento de la investigación.

En contraposición, el defensor no objetó la legalidad de la detención, pero se opuso al pedido de las acusadoras públicas ya que debe “demostrarse fehacientemente si los peligros de fuga y entorpecimiento existen”. La medida de coerción que “pide la fiscalía puede suplantarse con su libertad con presentaciones semanales ante la Oficina Judicial”, postuló el defensor.

Finalmente, la jueza penal Mónica García resolvió autorizar la apertura de investigación preparatoria del caso por el hecho y la calificación jurídica provisoria de “tentativa de homicidio” enunciada por la fiscalía, dando por anoticiado al imputado de los mismos y por asegurada su defensa técnica. Consideró que "postular hoy la legítima defensa es prematuro, pero deja a salvo esa postura de la defensa a futuro", expresó la jueza, declarando legal la detención de Ojeda y dictando su prisión preventiva por el término de un mes en base a los elementos de convicción existentes y los peligros de fuga y entorpecimiento.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!