RÍO GALLEGOS - Un sujeto se presentó alcoholizado en la vivienda de su ex pareja, la agredió, le rompió el auto y la amenazó con un arma blanca. La hija de la mujer saltó en su defensa y, utilizando un cuchillo, le propinó una puñalada en el abdomen al agresor, quien sufrió lesiones graves, pero ya está estable en el hospital y con consigna policial. Se espera que la joven declare ante el Juzgado del Menor Nº 1. No hay antecedentes de violencia de género y trascendió que hace poco habrían terminado una relación de varios años.

Un particular hecho de violencia de género tuvo lugar ayer por la madrugada en Río Gallegos. Sucedió en una vivienda ubicada en calle Berutti al 1400 y tuvo como protagonistas a un hombre y una mujer, quienes solían tener una relación sentimental. Fue cerca de las 5:50 cuando personal de la Comisaría Segunda tomó conocimiento de la situación, a través del Comando Radioeléctrico, quien fue el primero en actuar ante el llamado al 101.

Al llegar al lugar, los efectivos se encontraron con la presencia de un sujeto visiblemente alcoholizado y alterado, con una herida cortante en el sector abdominal. Además estaban allí una mujer y su hija, con un cuadro de crisis por la situación que les tocó atravesar. Fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral dieron cuenta de lo sucedido. Se indicó que el hombre (de 31 años) arribó con un cuchillo en mano a la vivienda de su ex pareja. El sujeto agredió y amenazó a la mujer, además de romper -se estima a golpes de puño o utilizando algún objeto contundente- el parabrisas y la luneta de un Renault Fluence que se encontraba estacionado.

La mujer (39) estaba acompañada por su hija menor de edad (16). La joven, al ver a su madre siendo agredida, saltó en su defensa y, empuñando un cuchillo de cocina, le propinó una puñalada en la zona abdominal al agresor.

Al llegar el primer móvil del Comando Radioeléctrico, el sujeto aún actuaba agresivo y opuso resistencia a la autoridad policial cuando los efectivos quisieron calmarlo. Fue luego reducido y se le quitó el arma blanca que portaba. Posteriormente fue trasladado en una ambulancia al Hospital Regional de Río Gallegos para su atención.

La Comisaría de la Mujer y Familia fue notificada de lo acontecido. Al arribar al lugar, los uniformados se entrevistaron con los efectivos que trabajaron en los primeros momentos y las mujeres agredidas. Se dispuso el traslado de la mujer -acompañada por su hija- a la dependencia para que efectuara la correspondiente declaración.

Allí, la joven fue demorada por varias horas, hasta tanto se supiera el estado de salud del sujeto agredido, quien tuvo que ser atendido de urgencia por el área de terapia intensiva del nosocomio. Por el accionar de la menor de edad, intervino el Juzgado del Menor Nº 1 y se espera que la misma sea citada a declarar en las próximas horas.

SIN ANTECEDENTES DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Este medio pudo saber que no hay antecedentes de violencia de género en la pareja. Asimismo, fuentes extraoficiales dejaron trascender que recientemente habrían dado por finalizada una relación de varios años. No tienen hijos en común, mientras que la menor que actuó en defensa de su madre es fruto de un antiguo matrimonio de la mujer.

La hipótesis preliminar marcaría que, descontento por haberse roto el vínculo, el sujeto se presentó alterado a la vivienda, luego de haber ingerido una considerable cantidad de alcohol. Todo esto es materia de investigación policial, en el marco de una causa caratulada hasta el momento como lesiones leves y amenazas calificadas.

INTERNADO Y CON CONSIGNA POLICIAL

Al cierre de esta edición, el sujeto continuaba internado en el hospital, aunque estable y en una sala común. Fuentes consultadas señalaron que no revistió complicación en ningún órgano vital y que, a pesar de haber generado preocupación su estado de salud en las primeras horas, ya está fuera de peligro. Asimismo, se encuentra con una consigna policial y, de acuerdo a cómo sea su evolución, será citado a declarar por el magistrado interviniente. También se podría determinar que sea detenido hasta tanto avance la investigación. Se espera también que se libre una orden de restricción de acercamiento entre este y la mujer amenazada y agredida.

Fuente: La Opinión Austral