RÍO GALLEGOS (ADNSUR) – Este fin de semana, una mujer desesperada llamó a la policía de El Calafate para que la protegiera. Cuando los efectivos policiales llegaron al lugar, la mujer salió corriendo y el hombre, que al parecer estaría ebrio, agredió a un policía y fue reducido. En dicho momento, los policías descubrieron que el hombre tenía dos heridas cortantes por lo que se encuentra internado.

Personal policial de El Calafate fue requerido en una casa, debido a que había problemas familiares. Al llegar, vieron a una mujer salir corriendo bajo un ataque de nervios pidiendo que la protegieran porque su pareja la quería golpear.

Los uniformados luego de poner en resguardo a la mujer, quisieron dialogar con el sujeto, quien salió de la casa, y al parecer, habría estado bajo la ingesta de bebidas alcohólicas, pero de igual manera uno de los policías quiso acercarse y éste lo agredió mediante una patada, informó Tiempo Sur.

Tras lograr reducir al sujeto, los policías notaron que éste tenía dos heridas de arma blanca, una en el tórax y la restante en el brazo, por lo que se solicitó la presencia de una ambulancia en el lugar.

INTERVENIDO QUIRÚRGICAMENTE

Una vez en el nosocomio, el hombre fue asistido y sometido a varios estudios, para luego ser intervenido quirúrgicamente, para cerrarles las heridas que presentaba. Posteriormente, el hombre quedó internado en la sala de observaciones, y tiene custodia policial.

Además se conoció que el policía golpeado sufrió lesiones de carácter leve. A su vez, la mujer fue trasladada al hospital donde fue asistida y calmada, para posteriormente ser revisada por el médico policial, quien certificó que, afortunadamente no había sufrido lesiones.

DOS CAUSAS JUDICIALES

Por otra parte se conoció que al sujeto se le iniciaron dos causas judiciales, una por atentado y resistencia a la autoridad y la restante por amenazas a su pareja.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción y del Menor Nº1 de El Calafate, a cargo del Dr. Carlos Narvarte, desde donde se dispuso que el sujeto continúe con consigna policial hasta que sea dado de alta y se establezca su suerte judicial.