RAWSON (ADNSUR) - “Repudiamos totalmente los hechos que sufrió el empleado del Instituto, miembro del equipo de auditores, que antenoche en su casa sufrió que le barretearan la puerta a la medianoche, cuando él estaba con sus dos hijos pequeños y su esposa. Y ayer –enumeró Prior- la destrucción con ácido de su vehículo, un auto prácticamente nuevo al que le destruyeron capot, puertas, etc. Y además, una nota totalmente mafiosa que se dejó en su vehículo”.

La cobarde amenaza indica, entre otras advertencias: “Cada cosa que te pase te vas a acordar que con los patrones no se jode. Vas a tener que cuidarte mucho, porque lo que nos sobra es tiempo y lo que te van a faltar son lugares para esconderte”, advierte el texto, con una firma de “Guzmán Lovera”, en supuesta referencia al conocido narcotraficante mejicano, el “Chapo” Guzmán.

Los hallazgos del auditor

“Nosotros en el directorio formamos un equipo de auditores para controlar las facturaciones realizadas, para analizar si está bien lo que se ha presenta al Instituto o si en realidad, como hemos encontrado en algunos casos, se pretende cobrar prácticas no realizadas. Esto lleva a realizar débitos y si corresponde, a hacer denuncias penales por algún tipo de conducta” que apunta a una defraudación, para lo cual se contará con el testimonio de los afiliados, según precisó el directivo.

“Precisamente en el día de ayer se iba a realizar el débito (descuento) de los montos sobre facturados, que en un solo rubro era de 4 millones de pesos. Estamos controlando todas las prestaciones desde hace unos meses y empiezan a aparecer estos resultados –señaló el vocal que representa a los trabajadores activos-. Todo este trabajo es para transparentar los fondos públicos que corresponden al Instituto”.

“Los empleados del Instituto solamente llevan adelante las políticas que define el Directorio, por eso es repudiable este tipo de agresiones que nadie debería recibir –enfatizó Prior-. Hoy vamos a realizar los débitos y se hará la evaluación para definir la denuncia penal que corresponda a aquellos prestadores que intentaron malversar los fondos”.