COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El licenciado en Criminalística, subcomisario Cristian Cayún, es jefe del Área Criminalística de Comodoro. Afirmó que hace falta un control sobre las armas de la fuerza ya que hasta “se ha detectado que hay armas de Policía que se alquilaron para apretar gente”. Refirió que hubo casos donde el titular del arma reglamentaria la prestó a otro cuyo empleo llegó a quedar involucrado en una causa por amenazas. En otros, habría existido el pago de dinero a cambio. Además, mencionó la preocupación de la conducción policial provincial acerca del empleo de las pistolas y contó que se busca regularizar ese aspecto.

Un proyecto histórico

Cayún habló de un plan de características históricas para la Policía del Chubut, en busca de ejercer un control interno y estricto de las armas de la fuerza provincial. En este contexto, mencionó la necesidad de reordenar el flujo armamentístico y, por medio de su numeración, relacionarlo al efectivo que lo porte.  Prevé la implementación de un moderno sistema de identificación integral personal, balístico y gráfico. El control sobre las armas de Policía será mediante un proyecto que fue autorizado y fuertemente respaldado por la jefatura de Policía encabezada por el comisario general, Luis Avilés.

El subcomisario Cayún explicó el contexto en el que se generó el proyecto: “Hace años que policías honestos han visto las cosas que yo mismo vi. Con esto buscamos depurar al buen policía del mal policía. Es para mejorar nosotros mismos. Esto viene hace mucho tiempo. El proyecto fue autorizado y estamos en la etapa de la ejecución”, explicó el servidor público que lleva 20 años en la fuerza.

Fuente: Diaro Jornada

Promedios

En ese marco, señaló que solo en la jurisdicción de Comodoro Rivadavia, existe un promedio de 3 intervenciones de Criminalística por casos de abuso de armas.

Calibre policial

“En muchos casos, se emplean pistolas calibre 9 milímetros, el mismo calibre que usa la Policía. Hubo casos donde a personal en actividad y también a policías retirados les han robado las armas cuando se van de vacaciones y dejan la casa sola o de adentro de un auto y muchas veces tarda en denunciar y ocurren estos episodios. La intención de la Policía es tener un manejo que relacione a las armas con la papiloscopía del policía y sus gestos gráficos. “Tendremos un sistema informatizado y no manual que abarcará a toda la provincia, en base al sistema AFIS”, detalló.

También reveló que la evidencia balística obtenida de cada arma policial será volcada al sistema SAIB de la Policía Federal Argentina que funciona en la avenida Moreno de la Capital Federal.  “Con el sistema AFIS, sabremos en dos horas si hay un policía involucrado en algún hecho con armas”, insistió Cayún, que ha obtenido respaldo de la Jefatura en Rawson.

Puso sobre relieve que no es un plan de persecución a la policía, sino una forma de controlar a quienes se aprovechan de su condición para incurrir en delitos. “Supimos de casos donde un policía le presta su arma a otro para que haga adicionales, siendo que tiene certificado psiquiátrico”, ejemplificó. “Esto es una toma de conciencia que busca desalentar el delito”, dijo.

En ese orden de ideas definió: “No podríamos dar seguridad hacia afuera si no tenemos seguridad adentro“, finalizó el subcomisario Cayún.

 

Fuente: Diario Jornada