COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una vecina de Comodoro denunció que este jueves, cerca de las 20 horas en Avenida Roca y Lisandro de la Torre, su hija de 18 años fue interceptada por un hombre que la acosó retiradas veces en la calle a bordo de una camioneta.

"Mi hija atinó a llamarme y le dije que entre al primer negocio que encuentre. El tipo, al ver que entró a una verdulería, pegó la vuelta y se fue", aseguró la mamá de la adolescente, Natty Mel, en las redes sociales.

Tras el hecho, los vecinos llamaron a la policía. Según relató, el acosador era un hombre grande, canoso y circulaba en una camioneta blanca.

DOS CASOS DE SIMILARES CARACTERISTICAS

Un caso similar ocurrió fines de noviembre,  cuando Raúl Oscar Lede de 55 años, fue imputado por dos casos de intento de secuestro a adolescentes en Comodoro Rivadavia, y recibió prisión domiciliaria y permiso de salidas laborales.

El primero de ellos ocurrió el 26 de noviembre a las 20, cuando una joven de 15 años fue dejada por su padre en Kennedy casi Estados Unidos mientras él buscaba un lugar para estacionar su motocicleta. En ese momento, se le acercó a la chica un hombre de unos 50 años, de barba blanca candado y tupida, tez trigueña, que llevaba una gorra color rojo y un abrigo con una insignia con letras blancas en el pectoral. Se movilizaba en una camioneta blanca con un cobertor de rueda de auxilio en la parte trasera.

El hombre abrió la puerta de su vehículo y tomó de la campera a la chica, quien le dijo que no la molestara, que estaba esperando a su hermanito. Un automovilista logró intervenir y le pidió al individuo que dejara de molestar a la joven.“Bueno mi amor ya nos vamos a ver”, le dijo y se marchó en la camioneta.

El segundo caso que se le imputa a Lede ocurrió el martes a las 17:50. Según la Fiscalía, un hombre intentó hacer subir por la fuerza en una Renault Sandero Stepway a una jovencita de 18 años que caminaba por Cerro Chenque y Vicente López y Planes del barrio Pueyrredón. Primero pasó y la saludó y le pidió que le dijera dónde había una heladería. Cuando la chica se acercó para darle indicaciones, abrió la puerta del vehículo y la intentó introducir a la fuerza, pero al aproximarse otro vehículo, el sospechoso escapó y la mujer buscó ayuda en una tienda de Kennedy y Cerro Chenque en donde le dieron asistencia y llamaron a la policía.

Un testigo que trabaja en las cercanías dijo que le llamó poderosamente la atención las vueltas que daba el vehículo por la zona, a baja velocidad. Un efectivo policial de la Seccional Cuarta constató que la camioneta descripta por la víctima era similar a la que Lede tenía estacionada en su vivienda. La Fiscalía luego comprobó que también estaba habilitado para manejar.