Todos queremos ser parte de algo, es completamente normal y sucede desde los inicios de la humanidad. Ahora ¿qué pasa cuando querer encajar se transforma en un impedimento para hacer lo que tenés ganas? 

No, no tenés la obligación de caerle bien a todo el mundo y de hecho es bastante sano. Tenés tu personalidad, tus gustos, tus objetivos y eso está muy bien. Todos somos diferentes pero también hay gente que todavía no lo entiende. 

¿De dónde viene el miedo al qué dirán? ¿Por qué es importante superarlo? Y lo más importante ¿Cómo? En este episodio exploramos porque sí, si la gente no hablara de otra gente no existirían los programas de chimentos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!