Un informe presentado por el economista Nicolás Arceo sostiene proyecta que al inicio de la próxima década, Argentina podría alcanzar exportaciones de gas y petróleo por un total de 29.000 millones de dólares, a partir del aprovechamiento de recursos de Vaca Muerta. 

Para esto, sería necesaria una serie de medidas que van desde la libre disponibilidad de divisas para el repago de inversiones y distribución de utilidades, hasta el alineamiento de precios internos con la cotización internacional.

El trabajo fue encomendado por la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos y fue presentado en el marco de la Argentina Oil&Gas 2023, de la que participa ADNSUR como medio acreditado.

“Argentina tiene recursos (no reservas), para abastecer la demanda local durante dos siglos en el caso del gas y durante un siglo, en el caso del petróleo”
“Argentina tiene recursos (no reservas), para abastecer la demanda local durante dos siglos en el caso del gas y durante un siglo, en el caso del petróleo”

Aunque todo el programa está orientado al lógico aprovechamiento del potencial de Vaca Muerta, hubo sin embargo una mención externa a las demás cuencas productivas, ya que la mención más cercana a la realidad de San Jorge fue la propuesta de un programa de incentivos “para frenar el declino de las cuencas maduras”, según expuso el renombrado especialista. 

En ese marco, aclaró que se apuntaría a recuperar la producción, pero sí al menos a evitar que la curva continúe descendiendo, ya que sus saldos negativos serían fácilmente compensado por los incrementos de las áreas No Convencionales.

“Argentina tiene recursos (no reservas), para abastecer la demanda local durante dos siglos en el caso del gas y durante un siglo, en el caso del petróleo”, expuso Arceo, para dimensionar el potencial productivo del país y la necesidad de que aproveche la exportación de los mismos antes de que caiga la demanda, a partir del cambio de la matriz energética mundial, que desplazará a la energías fósiles.

🛢️ CUÁLES SON LAS MEDIDAS QUE DEMANDA LA INDUSTRIA PARA EXPORTAR GAS Y PETRÓLEO POR 29.000 MILLONES DE DÓLARES

El trabajo incluyó también el menú de decisiones normativas que el país debería adoptar, según lo que proyectan las principales compañías del sector.

Entre las medidas, detalló que se requiere una modificación de las normas que regulan al sector, con una estabilidad que evite las fluctuaciones de los últimos años, al fin de poder dar previsibilidad para las inversiones necesarias.    

Para esto, se pide cumplir con los programas de estímulos vigentes “y permitir la alineación de los precios locales con los internacionales”, ya que ese descalce implicó que el Estado debiera destinar 26.000 millones de dólares en concepto de subsidios a productos energéticos, que se compran a un valor más caro del que luego se vende en el país, como ocurre con el gas y la electricidad.

Otra de las medidas que prevé la industria, como condición para el desarrollo de las inversiones necesarias, es la libre disponibilidad, en porcentajes crecientes, de las divisas generadas por esa actividad, para poder cumplir con el pago de créditos y recupero de inversiones, además de la liquidación de utilidades entre inversionistas.

“Se necesitan también programas de incentivo par aminorar el declino en las cuencas maduras”, añadió. Como a su vez el movimiento y contratación de equipos demandaría importaciones por 5.000 millones de dólares, el superávit comercial en la balanza energética sería de 24.000 millones de dólares. 

🛢️ INVERSIÓN PRIVADA Y DEL ESTADO

Todo esto permitiría un incremento significativo en los niveles de inversión, para llevar la producción de hidrocarburos a 1,4 millón de barriles diarios de petróleo y gas, a fines de la década del 30.

Para esto se debería construir un oleoducto adicional, con capacidad para evacuar 375.000 barriles diarios, mientras que la finalización de la etapa 2 del gasoducto ‘Néstor Kirchner’ y la reversión del gasoducto norte, permitirían la exportación a partir de una producción de 220 millones de metros cúbicos diarios.

Uno de los puntales para la exportación futura de gas pasa también por la construcción de plantas de licuefacción, ya que ese hidrocarburo debe transformarse en líquido, para facilitar su transporte marítimo.

Vaca Muerta podría generar exportaciones por 29.000 millones de dólares

Con este escenario, el país tendría un crecimiento económico del 3% anual acumulativo. "Para esto se requiere triplicar los niveles de inversión de acá al final de la presente década -precisó el economista-. Esto significa niveles por encima de los 15.000 millones de dólares anuales en la segunda parte de la presente década". 

En lo inherente a infraestructura, se debe sumar la inversión del Estado argentino en ampliación de redes de gas y de energía eléctrica, aclaró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!