COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A través de un comunicado oficial, la operadora Pan American Energy informó que reprogramará sus actividades debido a los sucesivos cortes de ruta, que en los últimos 10 días impidieron el normal ingreso a las áreas de trabajo. Si bien no habrá baja de equipos ni afectación de puestos de trabajo, la decisión apunta reorganizar los tiempos de trabajo en base a la imposibilidad de desempeñarse con normalidad y en condiciones seguras.   

“Pan American Energy informa que, desde el 13 de agosto pasado, diversos cortes de ruta realizados por motivos y agrupaciones ajenas a la actividad petrolera impiden el normal acceso a los yacimientos del personal propio y contratistas de la compañía”, sostiene la petrolera.

“Esta situación se ha agravado con el incremento de la cantidad de cortes y personas que se concentran para interrumpir el paso por las rutas nacionales, provinciales y caminos en las cercanías de Comodoro Rivadavia y Sarmiento. Estos hechos impiden el traslado del personal a sus puestos de trabajo, el desarrollo normal y seguro de las actividades y afectan la operación de los yacimientos, la producción y las reservas”, añade.

“Ante esta situación, Pan American Energy se ve en la obligación de reprogramar sus actividades con el objeto de evitar el riesgo para sus empleados, contratistas y la operación”.

Pan American Energy ratifica su plan de inversiones y el nivel de actividad para la cuenca del Golfo San Jorge en tanto la operación pueda desarrollarse en condiciones seguras para su personal y en un marco de paz social.

 La sucesión de reclamos de trabajadores estatales, con curtes de ruta en los cruces hacia las áreas de producción, trasladándose también directamente hacia las zonas de acceso a los yacimientos, ya había sido advertida también por otros actores de la industria, como los referentes de las empresas de servicios, que advirtieron que por cada día sin poder ingresar a las áreas de trabajo se pierde una parte importante de su facturación.

Al mismo tiempo, los gremios estatales advirtieron que la modalidad de reclamo continuará durante la semana próxima, por lo que no se avizora una pronta normalización de la actividad. Los cortes comenzaron el último 13 de agosto, imposibilitando el paso de vehículos petroleros, lo que comenzó a impactar en la actividad.