“La situación es producto de complejidades financieras que está atravesando la compañía, pero los sueldos se van a completar en la segunda quincena de noviembre”, indicaron fuentes cercanas a la empresa, ante la consulta de ADNSUR.

La firma comunicó a sus empleados de todas las cuencas del país, que totalizan alrededor de 3.400 personas, de las cuales cerca de la mitad se desempeña en Chubut y Santa Cruz, la decisión de abonar los salarios en forma desdoblada, fundamentándose en “la crisis sin precedentes que venimos atravesando desde el año pasado se ha agudizado y todavía nos está generando dificultades financieras que nos imposibilitan el pago de la totalidad de nuestras obligaciones”.

En el mismo comunicado, la empresa no da certezas de que el 15 de noviembre estarán disponibles los haberes, pero compromete todo su esfuerzo para poder completar el resto de los haberes a partir de esa semana, por lo que anticipa que brindará las precisiones del caso apenas cuente con la disponibilidad financiera. 

La situación de la empresa de servicios ya había sido descripta por esta agencia el año pasado, cuando se advirtió de una crisis vinculada a la merma de actividad por la pandemia y el proceso de renegociación de deuda en el que estaba inmersa, con un panorama que derivó en una sensible caída de equipos de torre. 

Aunque hubo algunos grados de recupero de actividad en lo que va del año, tras la salida de la parte más restrictiva de la cuarentena, la empresa reconoce que los problemas del año pasado se han profundizado. El alerta se despierta además para otras empresas regionales que son subcontratadas por esta compañía, a partir de los servicios que demanda cuando se movilizan los equipos de torre, por lo que la situación vuelve a marcar un fuerte alerta para la región y la actividad petrolera en general.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!