COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Con la presentación del procedimiento preventivo de crisis por parte de las empresas petroleras, desde el ámbito sindical se apunta a limitar esa posibilidad sólo para los puestos de trabajo que fueron contratados en los últimos meses, lo que en Chubut significa alrededor de 250 operarios que habían ingresado temporalmente por suba de equipos, que en el contexto actual no tendrían continuidad. Por otro lado, a nivel nacional trascendió que el Ministerio de Producción anunciaría en los próximos días la vigencia del “barril criollo”, en torno a 50 dólares por unidad, sumado a un esquema de retenciones móviles, que implicaría un alivio para sobrellevar la crisis.

“Entre miércoles y jueves estarían haciendo la presentación las cámaras empresarias para el procedimiento preventivo de crisis –indicó Jorge Avila, en contacto con ADNSUR-. Hay gente que estaba contratada por 4 equipos que subieron a lo largo de este año, por lo que son 250 puestos de trabajo por contratos, de noviembre hasta la fecha, que no tendrían validez. Eso es lo que les permite a  las empresas la ley del procedimiento preventivo”.

De este modo, según precisó el secretario general de Petroleros Privados, esos contratos quedarían sin efecto, salvo que se pueda acordar una continuidad con al menos un 50 por ciento de los salarios. “Nosotros planteamos el rechazo a que despidan gente efectiva –aclaró-, aunque el procedimiento de crisis lo que les permite es no continuar los contratos de la gente que entró en estos meses. Algunos ya habían finalizado pero quedamos a la espera de si podría haber una continuidad”.

El miércoles, el sindicato realizará una reunión de delegados –sin presencia física, por vía telefónica abierta- para resolver la postura a adoptar ante la presentación que las cámaras oficializarán ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Barril criollo se anunciaría esta semana

Por otra parte, el gobierno nacional tendría resuelto avanzar con un precio sostén para el mercado interno, tras la solicitud de la OFEPHI para que se reconozca un valor de 54 dólares por barril. Según anticipan medios nacionales con llegada al gobierno nacional y a referentes de las principales operadoras petroleras, el valor se ubicaría más cerca de los 50 dólares por barril, lo cual tendría una base de razonamiento lógico: es el precio con el que están alineados hoy los combustibles, ya que no se redujeron en proporción a la caída de la cotización internacional del crudo, que la semana pasada llegó a 24 dólares y hoy abrió con un leve repunte en torno a los 28 dólares por barril.

En paralelo, la liberación de impuestos internos sobre los combustibles impactaría en 3 pesos por litro de combustibles, pero esa suba no será trasladada a los surtidores, sino que sería absorbida por las refinadoras, como compensación al beneficio adicional por los precios que no se retrajeron. Sin embargo, en la discusión jugará también la incidencia de la caída de ventas de combustibles por efecto de la cuarentena, ya que se han desplomado en más de un 70 por ciento en los últimos 10 días.

Sobre la puesta en vigencia del precio sostén, en combinación con la baja de retenciones, opinó Ávila: “A Chubut le conviene porque exporta un tipo de petróleo que sigue teniendo demanda en el mundo, porque es un crudo que se usa para la mezcla, por lo que no hay una merma de demanda. Se sigue exportando, aunque a un precio mucho más bajo. Es un crudo que se usa mucho en la metalúrgica o en la aero industria”.

Entre las medidas que anunciará el gobierno nacional, no queda claro todavía si el precio sostén sería extendido al crudo exportable. Es que si bien el mercado interno puede compensarse por vía de los precios de combustibles, la venta al mercado externo demandaría un subsidio directo del Estado nacional para reconocer un precio mayor al internacional, algo que no parece viable en el contexto actual. Sin embargo, una suspensión temporal de las retenciones a la exportación, combinada con la amortización acelerada de inversiones (una medida que implica un alivio tributario temporal) podrían ser los complementos necesarios para atender los requerimientos específicos de Chubut como principal exportadora de petróleo del país.