Tiene una historia de superación. Pasó parte de su infancia en la “Casa del Niño” junto a sus dos hermanos mientras su mamá trabajaba. Creció sabiendo lo que es la necesidad, prepararse la comida y vestirse solo para ir a la escuela con apenas 7 años. El ejemplo de sacrificio de su mamá lo marcó como adulto y se propuso esforzarse para ser una persona de bien. Hoy, después de tres intentos accidentados, logró tener su propia carnicería y realiza acciones solidarias para los vecinos de su barrio.

Pasó parte de su infancia en la Casa del Niño, hoy tiene su propia carnicería y realiza acciones solidarias

Lleva la solidaridad en la sangre, agradece la contención que le brindaron en la Casa del Niño cuando más lo necesitaba y se enorgullece del ejemplo que le lego su madre.

- YouTube
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!