Fue el desenlace más dramático para un encuentro que ganó el Olympique de Lyon con justicia. El final del encuentro estuvo marcado por la entrada al tobillo de Thiago Mendes a Neymar en el añadido.

Tan dura fue que se retiró en camilla llorando y el árbitro se desdijo su decisión inicial para mostrarle la cartulina roja al centrocampista del OL. Fue el colmo para una noche que debía de ser celebración y terminó en drama.