Al regresar a su casa luego del triunfo por 4-1 sobre Famalicao como visitante por la Liga de Portugal, cuatro delincuentes entraron a robar y se llevaron dinero, joyas y relojes.

Según informan medios portugueses, los ladrones le ataron un cinturón al cuello y lo metieron en su casa, donde estaban su esposa y su hijo, los inmovilizaron a todos y procedieron a llevarse los objetos de valor.

"Benfica confirma que su jugador Nico Otamendi fue víctima de un atraco en su domicilio durante la madrugada de hoy. El deportista y la familia están bien, a pesar del enorme malestar que genera la situación por la que atraviesan", escribió el club en un comunicado.

El robo está siendo investigado por la Policía Judicial de Portugal y se inició un proceso para intentar dar con los delincuentes. Mientras tanto, un guardia de seguridad privada se encuentra como custodio en la puerta de la casa del defensor argentino.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!