Algunos de los bienes del astro del fútbol Diego Armando Maradona serán subastados este domingo a través de una plataforma de streaming, abierta a participantes de todo el mundo y entre los lotes ofertados se encuentra el histórico chalet de la calle Cantilo al 4500, ubicado en el corazón del barrio porteño de Villa Devoto.

A comienzos de los años 80, luego de su pase de Argentinos Junior a Boca, Maradona le regaló a sus padres Doña Tota (Dalma Salvadora Franco) y Don Diego (Diego Maradona) la casa ubicada en el barrio residencial, que cuenta con 700 metros cubiertos y cuya base de precio para la subasta arranca en 900.000 dólares.

Subastan los bienes de Maradona por streaming

El momento en que Diego compró la casa se ve reflejada en la decoración, los detalles de mármol y cerámica, característicos de la época, mientras que en la puerta de entrada, dos globos plateados con el número "61" permanecen colgados desde octubre de 2020, como obsequio de parte de los vecinos en el último cumpleaños del ya fallecido Maradona.

Al ingresar en la propiedad, lo primero que se observa es un bar decorado con espejos, junto a la enorme habitación principal iluminada por arañas.

La propiedad se encuentra desamoblada y con características del paso del tiempo; algunas manchas en las paredes, polvillo y tierra en los pisos, alfombras desteñidas e incluso se puede apreciar el paso de animales, que según explicó el CEO del grupo, Adrián Mercado, "entran por la noche cuando no hay nadie". En los exteriores, los árboles y plantas tapan casi toda la fachada y el techo reclama mantenimiento.

Diego vivió un año en el chalet de Cantilo hasta su pase al Club Barcelona en el año 82, y luego de su instalación en Europa, la casa fue el lugar elegido para compartir tiempo con sus padres y su familia cada vez que regresaba a la Argentina. Uno de los seis dormitorios que componen la propiedad, el único con baño privado era el que utilizaba el astro del fútbol en sus días de descanso.

Subastan los bienes de Maradona por streaming

El dormitorio de Doña Tota y Don Diego era el único que contaba con un balcón a la calle, un lugar mítico desde donde Maradona salió a recibir las ovaciones de la gente que se acercó a la casa luego de la obtención del Campeonato Mundial del 86.

La relación de los padres de Diego con el barrio era "muy buena" y según el empresario inmobiliario Adrián Mercado, organizador de la subasta, "ellos estaban en la puerta y se podía hablar, inclusive cuando los chicos venían a veces a pedir comida o pasar a ver la casa, los dejaban entrar o les daban de comer, era gente que siempre se quedó con su humildad de donde nacieron".

Luego del fallecimiento de los padres de Diego, una de sus hermana vivió en el chalet por un par de años y luego la casa quedó deshabitada y fue utilizada para reuniones y cumpleaños de vez en cuando, según contó el empresario.

Subastan los bienes de Maradona por streaming

El patio está tapizado con césped sintético puesto especialmente por Diego Armando, en tanto que el quincho, donde se celebraban los asados hechos por Don Diego y se comían los ravioles preparados por Doña Tota, se encuentra lleno de hojas de los árboles linderos y con la parrilla inutilizada.

La pileta también se encuentra abandonada, mientras que el garage tiene capacidad para tres autos, pero como especificó Mercado: "los autos (que eran propiedad de Maradona) se encuentran guardados en otro garage privado".

Con respecto a la subasta, entre los objetos de mayor valor emocional se encuentra una gorra que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le regaló a Diego en el estadio Malvinas Argentinas y también es posible encontrar un cuadro de Marilyn Monroe, que según Mercado, "Diego amaba".

Subastan los bienes de Maradona por streaming

"Estaba en la pared porque él se sentía muy identificado con la historia de ella, que venía también de una familia muy humilde y tuvo la exposición que ya tenía él. Se sentía como que él era, un poco pasó por lo mismo y por eso amaba a esa mujer más allá de lo bella que era", explicó. Otro objeto que integrará la subasta es un cuadro de cuando Diego jugaba en el Nápoli, donde hay una imagen con la frase: "Dios inventó el fútbol".

La subasta se realizará con el fin de resolver el futuro de algunas de las propiedades y bienes de Maradona, y según Mercado los interesados en ofertar en la subasta deberán pagar una seña que comienza en 500 dólares con la cual podrán adquirir los lotes más pequeños de la subasta, como los cuadros o la ropa deportiva.

Quienes estén interesados en adquirir la propiedad deberán abonar una seña de 20.000 dólares o su equivalente en criptomonedas. Sobre esto, Mercado señaló que "hoy creemos que, para lo más importante que es la casa y los vehículos, si aparecen los compradores, van a ser más de Argentina". "En cambio las cosas chicas como los recuerdos, cuadros, botines, y remeras lo vemos más para el público del exterior", acotó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!