COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Tan solo 17 años, un sueño por un cumplir y toda la vida por delante. Gabriel Epul era apenas un adolescente cuando un asesino decidió quitarle la vida sin motivos. Se apagaron los sueños y una familia quedó destrozada.

El 7 de julio de 2012, Gabriel Epul, volante de la Comisión de Actividades Infantiles, fue asesinado en el barrio Máximo Abásolo. "El Negro”, como le decían sus compañeros de la categoría 94, volvía al barrio luego de una noche de boliche junto a Franco, Gastón y Luis, su cuñado. Uno a uno se acompañaban a la puerta de su casa, hasta que quedaron solo Franco y Gabriel. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ