El ex entrenador de Jorge Newbery, Germinal y Brown de Madryn habló ayer por la tarde en Cadena Tiempo sobre la terrible historia que vivieron sus dos hijas. A finales de la década de los 90, cuando ellas tenían 9 y 10 años, las nenas revelaron que habían sido abusadas. Desde entonces, la vida del entrenador y de sus hijas cambiaron para siempre.

“Cuando tu hija te dice: 'Papá, no quiero vivir más', es algo terrible.El tipo rompió dos vidas, porque para el trauma de mis hijas no hay cura”, contó el director técnico. “Los tratamientos con psiquiatras son solo paliativos, porque para lo que sucedió nunca va a haber una solución definitiva”. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA