(Por Pasta de Campeón / ADNSUR) El seleccionado de balonmano juvenil argentino llegó este lunes a Comodoro Rivadavia y tendrá una serie de encuentros amistosos, el principal ante los Juniors de Uruguay, como también ante el conjunto representativo junior de Chubut  y Junior de Comodoro Rivadavia.

La actividad tendrá como epicentro, el Gimnasio Municipal 4 y el entrenador Rubén Busolín ya palpita el trabajo de sus dirigidos, en el que se encuentra el jugador de Próspero Palazzo, Tomás Di Lorenzo.

Esta semana en Comodoro Rivadavia nos va a venir muy bien, es una gran prueba para ver a estos 18 jugadores que no serán los que sí o sí van a participar en el Sur-Centro clasificatorio al Mundial, la idea es verlos y sacar conclusiones para luego sí ir definiendo la lista de convocados para el certamen”, aseguró el entrenador nacional tal indica la Confederación Argentina de Handball.

“Pero sin dudas que será una gran oportunidad para ellos, vamos a jugar contra el Seleccionado Junior de Uruguay y ese será el primer partido internacional que tienen los chicos y luego tendremos tres encuentros más con seleccionados locales para poder llegar de la mejor manera a noviembre”, agregó

El seleccionado juvenil de Argentina contará con 18 jugadores que se prepararán para el Sur-Centro que se disputará en Argentina del 7 al 13 de noviembre, el evento que entregará plazas para el próximo Mundial de la categoría en 2023.

En cuanto al primer día de trabajo de los jugadores del equipo nacional, Busolín fue optimista, tras el viaje y los primeros instantes en acción durante la concentración.

Di Lorenzo, el comodorense que formará parte del encuentro amistoso ante Uruguay. (Mota Reales)
Di Lorenzo, el comodorense que formará parte del encuentro amistoso ante Uruguay. (Mota Reales)

“El trabajo del grupo fue muy bueno, son chicos que no tuvieron su proceso en la categoría cadetes por la pandemia e igualmente nos encontramos con jugadores muy interesantes, con buena predisposición para trabajar y estamos muy conformes de cómo se están preparando para los eventos que se nos vienen”, reconoció.

El Centro Sur, se jugará en nuestro país y en tal sentido el propio entrenador juvenil argentino fue certerpo en su apreciación, respecto de que puede suceder con sus dirigidos.

“Que el clasificatorio al Mundial se juegue en Argentina es una motivación extra, sin dudas que el contar con toda la familia es una gran presión para los jugadores, pero tendrán que hacerse cargo de ella y sin dudas que lo harán de la mejor forma para ir en búsqueda de esa clasificación al próximo Mundial”, cerró.

Este martes, el equipo nacional juvenil de balonmano comenzara la jornada con video análisis, para luegocontinuar con las prácticas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!