Luego de la euforia que generó el título de la Copa América y de la hazaña conseguida ante Brasil en el mítico estadio Maracaná, la familia de Lautaro Martínez pasó un mal momento en Mendoza, por un accidente doméstico que sufrió la hija de 5 meses del delantero.

La pequeña Nina debió ser internada en el Hospital Humberto Notti, luego de una caída que sufrió desde la cama cuando le estaban cambiando los pañales.

El susto que atravesó la pareja del goleador y el resto de la familia fue el principal motivo por el que trasladaron a la beba de 5 meses al centro pediátrico de Guaymallén, donde le realizaron constantes estudios y le dieron el alta el lunes por la mañana.

“La paciente ingresó alrededor de las 20 horas (del domingo) al Servicio de Guardia. Fue ingresada al Servicio de Pre Internación donde se realizaron diversos estudios. La niña fue dada de alta a las 9:30, cuando se encontraba estable y en buenas condiciones”, informó el centro asistencial a través de un comunicado oficial.

Paralelamente, la madre de Nina y pareja del ex Racing, Agustina Gandolfo publicó una historia en su cuenta de Instagram para agradecer el apoyo de todos sus amigos, familiares y seguidores en el momento de mayor tensión. “Gracias por preocuparse. Terremoto está bien. Pasamos nuestro reencuentro familiar internados, pero ya nos vamos a casa los tres juntitos. Fue solo un susto”, detalló.

Tras ganar la Copa América y festejar la gesta con el plantel en Ezeiza, Lautaro Martínez partió hacia Mendoza para reencontrarse con su círculo íntimo. El goleador se encuentra de vacaciones y próximamente deberá regresar a Italia para sumarse al Inter de Milán, donde lo esperan para soñar con un nuevo Scudetto.