El encuentro se llevó a cabo en el estadio Mané Garrincha de la ciudad de Brasilia, fue controlado por el árbitro venezolano Jesús Valenzuela, quien fue asistidos por los jueces de línea Carlos López y Jorge Urrego.

Argentina golpeó de arranque, con una muy buena jugada colectiva que remató Lautaro Martínez. Iban apenas seis minutos cuando el delantero recibió una asistencia de Lionel Messi (que había sido habilitado por Giovani Lo Celso) y marcó el primero.

Tweet de Pasta de Campeón

Pero lo que vino luego fue muy raro. Porque Argentina no la pasó bien. Y lejos de aprovechar la diferencia en el marcador, el conjunto nacional se quedó y Colombia fue el que controló el juego.

Así fue todo hasta que los 15 minutos del segundo tiempo, Luis Díaz anotó el empate de Colombia. Recién ahí Argentina reaccionó. Y se dio cuenta de que no podía quedarse, que tenía que ponerse de pie.

Las situaciones llegaron y la Selección pudo haber marcado el segundo (una jugada sola, sin arquero, que ni Di María ni Lautaro pudieron resolver) y un palo apagaron esa ilusión.

Finalmente, desde la definición en el punto penal, la figura de Emiliano Martínez se agigantó y "Dibu" terminó siendo el salvador con sus tres penales atajados, para meter a la Argentina a una nueva final de la Copa América.

Tweet de ¿Por qué es tendencia?

 Este sábado, a partir de las 21.00, será la final contra el local Brasil en el Maracaná.