River se lleva de Lima más que buenas sensaciones. Retomó su camino en la Copa Libertadores con cuatro de los seis puntos posibles, tuvo dos actuaciones sólidas y convincentes, marcó ocho goles (es el equipo más goleador de la Copa con 16) y sostuvo un nivel colectivo que no parece haberse resquebrajado pese al extenso parate por la pandemia.

Ahora, le tocará revalidar de local en el estadio de Independiente lo logrado como visitante. El próximo miércoles recibirá a San Pablo y el 20 de octubre se medirá con Liga de Quito. Hoy lidera Liga con nueve unidades, pero el Millonario suma siete, es escolta y depende de sí mismo: si gana ambos partidos se quedará con el Grupo D y, pensando en la clasificación, sacó una gran diferencia de gol (+11) en caso de igualar con los brasileros (terceros con cuatro puntos). 

Fuente: La Nación