El mundo del fútbol y una jornada de profundo dolor: murió Mauricio Hanuch, aquel mediapunta o mediocampista ofensivo que surgió de Platense, pasó por Independiente y Estudiantes de La Plata, y supo brillar en Portugal. El Turco perdió la vida a los 43 años, luego de una larga lucha contra un cáncer de estómago.

“Él tenía cáncer, estaba internado en La Trinidad de Palermo. Tiene dos hijos, uno chiquito”, dijo su hermana Yanina en diálogo con radio La Red, confirmando la triste noticia. No pudo hablar más, porque se quebró. En su cuenta de Instagram lo despidió con palabras conmovedoras: “Te me fuiste mi negro hermoso, te amo con toda mi alma, qué injusticia por Dios. Te voy a extrañar mucho, mi vida”.

“Hasta siempre Mauricio Hanuch, nos dejaste tus gambeta, tu risa fresca, tu hombría de bien y tu alegría permanente. Estarás eternamente en los corazones calamares y nunca te vamos a olvidar. Hasta siempre, Turquito querido, descansá en paz”, fue el mensaje que le dedicó Platense.

“Su estado es crítico, está muy flaco, hace un mes que no come. El sábado los médicos pensaron que se iba pero gracias a Dios no fue así. Ahora está en terapia intensiva”, había informado en abril su hermana, quien hace algunos años le había donado un riñón después de que constataran que sufría una insuficiencia renal a causa de un virus. Ofreció batalla un mes más. “Él es un guerrero y la está peleando un montón”, había agregado entonces.

Hanuch debutó en Platense en 1993. Fue allí en donde se transformó en referencia. En la temporada 98-99 pasó a reforzar a Independiente, bajo la tutela de César Luis Menotti, pero más allá de algunas pinceladas de su talento, no logró explotar. Luego se mudó al Sporting de Lisboa, donde en el 2000 se quedó con la Liga de Portugal