Si bien en algún momento llegó a estar en duda la realización del homenaje por normativas FIFA, desde la Asociación de Fútbol Argentino tomaron la decisión de utilizar la camiseta tanto en la salida de los equipos como durante el himno, sin importar que pueda llegar a haber una multa de la Casa Madre del fútbol mundial.

Horas después, se confirmó que por orden directa del presidente de FIFA, Gianni Infantino, Argentina no será multada por la camiseta.

"Diego es Diego, no importa el reglamento", habría sido la frase que decretó el fin de la discusión.