El técnico argentino se refirió entre lágrimas a la emotiva despedida de Luis Scola del conjunto nacional y, probablemente, del básquet. "Yo no fui el mejor DT que tuvo,  él fue el mejor y el más increíble jugador que ha nacido en nuestro territorio. Nos llevó a lugares insospechados y lo único que se me ocurre es decirle gracias”. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA