El puro talento de Mario Alberto Santana ha asombrado al público de la máxima categoría del fútbol italiano durante varias temporadas.

El comodorense decidió cerrar su carrera en el Palermo y luego de una grave lesión que sufrió a fines del año pasado (tendón de aquiles), con treinta y ocho años sigue demostrando su capacidad y que está entero para afrontar la Serie C. Humildad, pasión y espíritu de sacrificio, una elección de corazón que va más allá del registro y la categoría. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA