El ex presidente de Argentina fue bienvenido de ese modo a la familia de la FIFA en la cancha principal que tiene la entidad en Zúrich y hasta lo dejaron meter un gol.

Macri se mostró abrazado a sus compañeros de equipo, pese a que en Suiza no sólo siguen habiendo casos de coronavirus sino que este miércoles se registraron 383 casos, la mayor cifra desde los picos de abril. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA