A los 51 años, Carlos Retegui se posiciona como uno de los máximos referentes del hockey sobre césped de la Argentina y sumó un pergamino más a su importante historial. Se colgó del cuello la medalla de plata en Tokio 2020.

Con Los Leones, Retegui consiguió el tercer puesto en Champions Trophy (2008) y en el Mundial (2014).

Además del oro en Río 2016, también ganó los Juegos Panamericanos 2015.

Por su parte, como conductor de Las Leonas ganó el Mundial de 2010 y fue bronce en 2014; conquistó tres Champions Trophy (2009/10/12) y salió subcampeón en 2011; mientras que en Londres 2012 obtuvo la medalla de plata, y ahora sumó una presea más.

"La verdad que este equipo puso todo, dejaron todo. El ego de cada una quedó en Buenos Aires, y nos ganó el mejor del mundo. Hicimos un gran partido y estoy sumamente orgulloso de este equipo y solo tengo gratitud para las jugadores y para la gente de Argentina", destacó el entrenador minutos después de la final y antes de subir al podio a buscar la medalla.

Retegui puso en valor la garra que mostró el equipo, y reconoció que jugar contra Holanda en hockey es como jugar contra Estados Unidos al básquet. "Esta medalla de plata se la dedico a todo los argentinos y a toda la gente que está trabajando y luchando contra esta pandemia. Es muy importante y se nos han ido amigos, y estamos tranquilos porque dimos todo, dejando todo en cada pelota, a lo Argentina", cerró.