Agustín Rossi no llegó a un acuerdo económico con Boca Juniors y, si no hay una oferta millonaria para emigrar, se alejará del club al final de su contrato, previsto para el 30 de junio del año que viene.

Miguel González  mantuvo una reunión con Juan Román Riquelme y el Consejo de Fútbol y declaró de forma contundente. “Agustín no se merece que lo estén ensuciando, que digan que su contrato puede ser la quiebra de Boca, es una locura total. No tengo problema en negociarlo frente a las cámaras de TV con cualquier miembro de la secretaría o con Ameal”, disparó.

“Voy a defender a Rossi toda mi vida. Es un chico que dejó todo por Boca. Nos encontramos con que no había negociación posible. Fue una imposición, esto o nada. Nos fuimos muy tristes. Una cosa es decir no nos pusimos de acuerdo y otra es salir a ensuciar”, detalló en TyC Sports.

“No se merece que le peguen así, Agustín siempre dejó todo por Boca. Parece que no fue suficiente. Boca no quiere a Rossi, no es que Rossi se quiere ir de Boca. Tomamos la reunión como una extorsión”, continuó.

“Ojalá que no sea así, pero parece que lo están llevando a eso. Digan la verdad. Me dio la impresión que Boca decidió que Rossi no ataje más, comentó sobre la posibilidad de que Rossi sea borrado y que no juegue más en el Xeneize. 

Tras las declaraciones, el periodista Diego Díaz consultó: "Hace un tiempo había dicho que cobraba un millón de pesos por mes" y, allí, Miguel González terminó de hundir y demostrar la burbuja que se vive en el fútbol: "Y bueno, ¿te parece que le alcanza un millón de pesos por mes para vivir"?

“Ni siquiera quisieron mirar la contrapropuesta que les llevamos. ‘Es esto o salimos a anunciar que no es más arquero de Boca’, me dijo Riquelme. Pongan las cosas sobre la mesa para ver quién miente”, arremetió. “Ojalá que estos muchachos no piensen en sacarlo y que lo mantengan en el equipo. Es un tema mío, no de Agustín. Son totalmente desagradecidos”, arremetió.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!