Andrea Rincón llegó a los medios a partir de su participación en el reality show " Gran Hermano" en el año 2007, desde ese momento, las cámaras no volverían a apagarse en su vida, pero si la constante lucha en contra de las adicciones, de la que siempre habló a corazón abierto.

En el último tiempo, agradeció públicamente a las personas que intervinieron para que logre frenar su adicción a las drogas. “Me ayudaste vos y mi familia, y me sentí muy valorada y cuidada por Nancy Dupláa y Pablo Echarri”, le dijo meses atrás a Gastón Pauls. Pero no solo su entorno y las personas del medio artístico le dieron una mano hace 9 años cuando más lo necesitaba, también encontró fuerzas y contención en la religión.

La actriz reconoció que no puede relajarse ni bajar la guardia. “Todos los días sigo diciendo ‘solo por hoy’. Siempre creo que la manejo, tengo mis herramientas, pero a veces estás más fuerte y otras más débil. Conozco personas que estuvieron 30 años limpios, les falleció el padre, se la pegaron y se murieron”, contó en diálogo con La Nación. Y advirtió que “nadie está exento. Siempre estoy alerta y me doy cuenta de que a veces la adicción muta y quizá voy por el chocolate”.

Andrea Rincón confesó que "Dios le salvó la vida" en su lucha con las adicciones

“Desde hace tres años, desde que conocí al pastor Emanuel, los domingos voy a la iglesia. Él hace cosas increíbles. Después de eso paso a almorzar con mi abuela y mi tío porque viven cerca y de ahí me vuelvo para mi casa. Me hizo bien acercarme a Dios. Dios me salvó la vida y entendí que si hubiese agarrado la Biblia antes, tal vez no me pasaba todo lo que pasó”, relató.

Después reveló que  “cuando empezó a leer la Biblia", se dio cuenta de que "es como el manual de instrucciones de cómo vivir". Para lograr su tranquilidad y "no tener que anestesiarse" hay que orar. 

"Creo en Jesucristo, en el Espíritu Santo, en Dios, y me hace bien”.

Por estos días, Rincón enfrenta un nuevo desafío en su carrera ya que es la reemplazante de su amigo Gastón Pauls en la conducción de Seres Libres (Crónica). Como el programa pone el foco en figuras que pudieron recuperarse de distintas adicciones y salir adelante, Pauls hizo lo imposible para que aceptara cuidarle el lugar. “En realidad no me lo pidió, me lo ordenó”, admitió en una nota concedida a La Voz.

“El secreto fue salir de mi ego, que no me importe la mirada ajena, lo que digan y enfocarme en que llegue el mensaje, en entender que hay gente sufriendo del otro lado, que hay familias desesperadas y que eso es lo único que importa”, detalló sobre su debut al frente del ciclo.