COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A partir de esta situación, los operadores turísticos de la provincia de Chubut y Patagonia en general ya implementan estrategias para convertir esta crisis en una oportunidad y que los coletazos del COVID -19 no sean terminales para el sector. Viajar en auto, extremar las medidas de seguridad y prevención en los alojamientos y evitar ir a destinos de concurrencia masiva serían algunas de las claves del “nuevo turismo” en Patagonia.

Algunos operadores turísticos arriesgan que –si la provincia de Chubut continúa con baja cantidad de casos positivos –en un mes aproximadamente podrían abrirse algunas rutas para que los servicios comiencen a funcionar. Mientras tanto Puerto Madryn lanzó una promoción para adquirir servicios y productos turísticos en forma anticipada, con importantes descuentos en experiencias, alojamientos y excursiones, para utilizar cuando vuelva la actividad tras la pandemia y hasta junio de 2021.

“Nosotros hemos sacado programas todo el grupo de Puerto Madryn, todo el grupo de Península Valdés desde el Ente Mixto y desde las instituciones donde con reservar y pagar el 50% de la tarifa real pueden utilizar el servicio durante un tiempo. Es una estrategia concreta que está teniendo poca aceptación por lo que produce la incertidumbre”, explica Willie Paats, uno de los empresarios turísticos más conocidos en el sector; titular de la agencia “Argentina Visión” de Puerto Madryn, concesionario de la Estancia San Lorenzo en Península Valdés y de “Aldea Los Huemules” en la cordillera. Es que es un momento en el cual la gente aún siente miedo, incertidumbre y viajar sea algo que por el momento no esté en los planes inmediatos.

Meses de egresos sin ingresos

“Si hay algo que se paró abruptamente a partir de esta situación del virus es todo lo que sea servicios, traslados, aviones, micros, cruceros y obviamente toda la hotelería y gastronomía está con sus persianas cerradas con todo lo que ello implica. Es un período de egresos permanentemente con cero ingresos. Deberíamos tener un banco atrás, cosa que no lo tenemos”, dice al explicar que en estos meses de paralización la única opción posible fue “unir más a nuestro personal, organizarlo, ayudarlos a organizar sus tiempos en sus casas, con profesionales que nos están ayudando en la parte social. En lo económico armamos una previsibilidad con cuatro meses vista para adelante para poder asistirlos. El mes que viene vamos a tener que tomar esa cláusula de descontar el 25% de los salarios”.

Extremar cuidados para ganar confianza

El empresario sostiene que las medidas tomadas por el gobierno provincial lucen “exageradas” y agrega: “Nosotros ya podríamos haber tenido una provincia más abierta y con medidas más estrictas desde la sanidad; no quiere decir que vos no puedas salir, no puedas hacer tus actividades, sino que tengamos la infraestructura necesaria  sobre todo por donde nosotros transitamos, por las rutas, por la conectividad, con mayor exigencia. Tenemos que ver cómo vamos a dar el servicio en la hotelería, porque vos entras a tomar servicios a un hotel y es como en tu casa, vas a dormir, vas a ir al baño, vas a tomar el desayuno, vas a ir a comer o vas a comer en el hotel. Tiene que haber una confianza de la gente en que a los lugares que van están bien cuidados, bien aseados, que somos muy prolijos y exigentes en la limpieza”.

Viajar después de la pandemia: ¿se potencia el turismo regional?

Turismo regional potenciado

Pensar en el turismo regional, cercano y no masivo parece ser la tendencia post pandemia y en eso la Patagonia podría ser el destino por excelencia para aquellos turistas que vuelvan a las rutas. “Yo creo que lo primero que va a hacer la gente es trasladarse en auto, una familia va a preferir estar juntos en auto que subirse a un avión. A esto le tenés que sumar que todas las prevenciones que tienen que tomar todos los alojamientos, eso nos lleva a tener que invertir más dinero. Chubut tiene mucha suerte porque los recursos realmente son fantásticos, con las zonas de producción que nosotros tenemos de alta naturaleza, con una sanidad fantástico como puede ser Sarmiento, el valle del Río Chubut con Gaiman, Dolavon, la zona de Trevelin, todos esos valles en Cholila, El Maitén, Epuyén, El hoyo, no tenemos un plan de desarrollo de nuestra tierra.

Como modalidad y hábitos que llegaron para quedarse, Paats mencionó testear a la gente que entra a la provincia y a la que sale. “Nosotros podríamos organizar un sistema de entrada a la provincia donde ese sistema lo utilizaría como uno de los mejores argumentos para que vengan a visitarnos a nivel regional, incluso a nivel local”.

Hotelería local en crisis

En el marco de esta flexibilización paulatina que se viene dando en la provincia de Chubut, los hoteles fueron habilitados a abrir sus puertas tras 64 días de inactividad total. Pero, un dato importante, es que aún no podrán hacerlo como servicio para el turismo, sino más bien como una prestación pública destinado a quienes deben circular y trasladarse por razones estrictamente laborales (trabajadores de petroleros, pesqueros) o de salud. Cristina Galard, presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de la Patagonia manifestó que “no es un beneficio, es una prestación publica porque sabemos hace tiempo que hay gente que circula por la ciudad y tiene que llegar a Comodoro por cuestiones laborales, por cuestiones de salud. Sin embargo no nos beneficia demasiado porque con las ciudades cerradas, sin colectivos, sin aviones y con personas de otras ciudades cercanas que no pueden venir como lo hacían habitualmente por compras o cualquier otro tema, no nos vemos beneficiados, es muy difícil trabajar así”.