COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  En una verano atípico, donde la pandemia por coronavirus impone restricciones de circulación, permisos para ingresar a distintas provincias -e hisopados negativos en algunos casos- la posibilidad de planificar unas vacaciones en otros paisajes se diluyó para una gran cantidad de comodorenses. Sin embargo, muy cerca de la ciudad se encuentra un predio en el que es posible cambiar el entorno agreste de esta parte de la Patagonia por un espacio verde, arbolado, cubierto de césped, y resguardado de los vientos que son usuales en éste y cualquier otro momento del año. ADNSUR habló con María Feeney, del Camping Feeney, sobre los protocolos y nuevas disposiciones que se llevan adelante en ese predio que propone no resignar el contacto con la naturaleza y poder disfrutar cerca de casa.

Según explicó, por cuestiones vinculadas a la prevención del covid-19 en el camping Feeney no se puede acampar, pero esto no desalienta las visitas, que se repiten diariamente, y no sólo los fines de semana.

"Con la pandemia la gente empezó a ir los días de semana, de martes a viernes, antes solo iban los fines de semana y feriados, es un cambio de hábito", remarca.

"La gente busca paz, aire libre, momentos en familia", expresa María. Y todo eso es lo que encuentran a unos kilómetros de Comodoro.

Pero no solamente se brinda un espacio forestado para el disfrute familiar. También se puede acceder a una variada carta de comidas. "Un día de camping con asado cuesta $3.500 aproximadamente para una familia tipo de 4 personas: entrada al predio $1000 (por cada persona es $250) y $2.500 el valor de un asado". 

Pero remarca que hay mucha difersidad y un abanico de posibilidades para la gente " busca cómo economizar una salida".