Una emocionante historia llamó la atención de los Estados Unidos y el mundo en las últimas horas, luego de que se conociera que una profesora donaría un riñón a su alumna de cinco años.

Kayleigh Kulage, la pequeña estudiante, tuvo su corta vida marcada por las cirugías e intervenciones médicas. Nació prematura, a las 26 semanas de gestación, y se le diagnosticó ceguera parcial, sistema inmune debilitado y una falla en sus riñones que le costaban hasta 11 horas diarias de diálisis.

Desesperados por encontrar un riñón que ayudara a mejorar la calidad de vida de su hija, los padres de Kayleigh lo encontraron en el lugar menos esperado: su maestra de educación especial.

Robin Mach tiene 46 años y ha sido docente de la pequeña desde que ella tenía 3. "¡No lo pensé dos veces!", dijo en diálogo con PEOPLE la mujer cuando se enteró que la pequeña necesitaba con urgencia un trasplante de riñón.

Desiree, la madre de la joven, explicó ante la misma publicación: "Me sentí tan aliviada y emocionada cuando me enteré que el riñón de Kayleigh provenía de alguien que conocíamos".

Y agregó: "Donar un riñón es realmente extraordinario, salva la vida de las personas y les brinda una mejor calidad de vida. Nunca encontraré las palabras correctas para agradecer".