Aylén "Chochi" Salinas empezó a trabajar de Uber en el 2019, ese año había licitado su auto, un regalo que tuvo cuando cumplió 15 años.

En una entrevista con ADNSUR, la joven recordó que había comenzado a estudiar en la universidad y "amaba la carrera de Licenciatura en Comunicación Social", pero luego notó que no le hizo bien mentalmente. "Me empecé a brotar, me di cuenta que tenía pánico social y elegí retirarme por un tiempo", comentó.

"Necesitaba una entrada de dinero. En ese momento estaba en pareja, le dije 'voy a empezar a hacer Uber para mujeres, por el peligro en la calles. Mi familia al principio me dijo 'tené cuidado, no sabés como son las personas, no todos son buenos' . Y sí, era cierto, pero yo necesitaba plata. Vivo con mi mamá y mi hermano. Ellos trabajan, ganan bien económicamente pero a mí nunca me gustó que me den plata para mis cosas, quería indepencia", argumentó Salinas. 

Una joven de 21 años tiene un Uber para mujeres, niños y abuelos en Comodoro

La conductora comodorense empezó a realizar viajes cortos durante los días de semana, a la universidad, a las clínicas, al centro. Y de a poco empezaron a llamarla por la noche. En relación a ello, contó "yo no había pensado en principio en hacer viajes nocturnos. Pero me animé a hacerlo acompañada de mi pareja", en ese momento pensó que esa decisión quizás a alguna pasajera le generaría inseguridad, entonces daba ese aviso previo a tomar el viaje.

El turno lo iniciaba a las 00 horas, y hasta la madrugada. La noche era continúa, mensaje tras mensaje. También tenía pedidos de traslados fijos mensuales. 

En el 2020, tras conseguir un trabajo estable pausó el servicio de transporte en Uber por ocho meses. En la actualidad, continúa en el mismo empleo pero retomó al 100 porciento los viajes durante los fines de semana, sin embargo entre semana también realiza viajes en menor cantidad y mayormente por la tarde-noche.

🤔🚕¿Cómo es el método de trabajo?

1- Recibe el pedido de Uber por Whatsapp.

2- Una vez indicado el lugar de destino y hora de viaje, la conductora confirma el importe del viaje.

3- Se confirma el traslado.

4- Protocolos sanitarios garantizados.

Si bien Aylén realiza los traslados por zona sur, otra colega, Cristina toma los pedidos de pasajeras en zona norte. 

En las fiestas de fin de año pasado los pedidos de viajes aumentaron notoriamente, llegó a realizar entre 15 y 20 viajes por noche, cuando en un día normal de trabajo suele tener de 5 a 10 viajes.

Un viaje de confianza y la tranquilidad de las mujeres

"Yo las noto muy tranquilas durante el tramo de viaje, trato de sacar charla, hay chicas que te dan el pie para hablar, y otras que están totalmente calladas. Si vos me charlás, yo no tengo drama, pero respeto lo que la pasajera quiere", aseguró Aylén. 

Desafortunadamente hace unos días atrás, la mamá de una pasajera la contactó para que hiciera un traslado, y le comentó sobre una situación muy sensible y dolorosa, una amiga de su hija había sido víctima de un abuso sexual hace poco tiempo y tenía mucho miedo por el resguardo de las mujeres cuando viajan de noche y en cualquier horario.

"Son testimonios fuertes, yo fui adolescente y me hubiese encantado que hayan mujeres, porque cada vez que pedí un taxi o me iba a algún lado mi mamá hablaba conmigo durante el viaje hasta que llegara a mi casa, y es horrible andar con miedo. Salís a disfrutar y después no sabes si volvés viva", destacó angustiada.

De a poco, el boca a boca también ayuda a su difusión, son cada vez más las clientas que le dicen "el otro día llevaste a mi amiga, ayer viajaste con mi hermana", algo que a "Chochi" la gratifica enormemente.

Para solicitar su servicio de transporte se pueden comunicar por Whatsapp o llamadas al 2974032295.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!