Un buque pesquero con tripulantes contagiados con COVID 19 espera autorización en rada para ingresar al puerto de Comodoro Rivadavia, según confirmaron fuentes del sector a ADNSUR, con 30 marineros a bordo de los cuales al menos 6 ya se encuentran con síntomas de la enfermedad, según reconoció el armador ante autoridades portuarias. Una lancha abordó el buque con personal sanitario para hisopar a toda la tripulación. “Si atraca, no se baja nadie del barco”, se enfatizó desde la Administración Portuaria, aunque se aclaró además que la decisión dependerá de Prefectura Naval Argentina.

El buque pesquero Mishima Maru VIII, dedicado a la captura del calamar con una tripulación de 30 marineros de Mar del Plata, pidió autorización desde el miércoles último para ingresar al puerto de Comodoro Rivadavia, ante la situación que presentan algunos de sus tripulantes, con síntomas claros de la enfermedad provocada por sus tripulantes.

“Nos dijeron que hay 6 marineros totalmente descompuestos, pero se cree que con la rapidez del contagio, la mayoría puede estar afectada”, comentó una fuente del ámbito portuario local ante las averiguaciones de esta agencia. Como medida de prevención, el miércoles se envió una lancha con personal sanitario para realizar el hisopado de la totalidad de los tripulantes y los resultados se podrían conocer en las últimas horas. En base a esto, se espera conocer si Prefectura dará la autorización para el ingreso y atraque en los muelles locales.

“Ya está previsto el sitio para el atraque y si se permite el ingreso, ningún tripulante va a bajar del buque, van a cumplir la cuarentena a bordo. Es el compromiso que asumió también la empresa armadora del buque, Maronti”, indicaron otras fuentes del ámbito portuario.

Se trataría así de una situación similar a la de Puerto Deseado, donde hay 4 buques con tripulantes afectados, cumpliendo la cuarentena a bordo de los barcos, sin permitirse el desembarque. Sólo se posibilitaría el traslado de los tripulantes hacia un centro asistencial, en caso de complicarse los cuadros de la enfermedad. En ese sentido, trascendió que uno de los marineros tendría complicaciones respiratorias severas, por lo que sería necesario su traslado hacia un centro asistencial.