Un hombre fue detenido este lunes por la madrugada luego de que atravesara varios semáforos en rojo, realizara maniobras peligrosas, y circulara en contra mano cuando intentaba huir de un control policial. Finalmente los uniformados lograron alcanzarlo Avenida Hipólito Yrigoyen y Mitre y secuestraron su camioneta. 

El control de alcoholemia que le realizaron arrojó que conducía con 1,22 gramos de alcohol por litro de sangre.

Ante los agentes, el hombre se jactaba de ser inspector de tránsito y tener allegados influyentes. Sin embargo, no era cierto que se desempeñe en ese puesto, aunque sí se pudo comprobar que es empleado del área de Tránsito Municipal. 

En horas de la tarde, se supo que se trata del mismo individuo que días atrás usurpó el patio de un Jardín de Infantes para colocar una escalera y así acceder a su vivienda. Esto provoca que esa institución educativa no puede comenzar las clases. 

Directivos del Jardín de Infantes N° 417, de kilómetro 5, reclaman una pronta solución y advierten que "se maneja libremente por el Jardín como si fuese terreno de ellos"

La vivienda en cuestión "quedó encerrada" en el interior de un terreno por una disputa familiar, sin salida a la calle. Y como solución, al hombre no se le ocurrió mejor idea que romper parte del muro del Jardín, colocar una escalera, y usurpar el patio del establecimiento educativo para usarlo como acceso privado a su hogar.