Un perro de la localidad de Zapala, Neuquén, al parecer buscaba refugio o disfrutaba de una tarde de aventura canina, quedó atrapado entre dos paredones de material y el personal de la División de Bomberos local tuvo que salir al rescate.

El hecho ocurrió el pasado sábado por la tarde, en las calles Copahue y Quili Mal del barrio 186 Viviendas de Zapala, donde el can quedó atrapado entre dos paredones, uno de ellos el del Centro de Formación Profesional N°15.

“Defensa Civil nos alertó, a las 16.40, que un perro estaba atrapado entre dos paredones de delimitan dos propiedades. Cuatro bomberos acudieron en su rescate. Una vez que arribaron al lugar, donde funcionaba el ex CEPAO N°8, constataron que todavía estaba atrapado y procedieron a romper el paredón para rescatarlo”, relató el subcomisario Juan Molina, de la División de Bomberos de Zapala, dependiente de la Policía de Neuquén.

Gentileza de la policía de Neuquén
Gentileza de la policía de Neuquén

Con previa autorización del encargado del Centro de Formación Profesional N°15, los bomberos comenzaron a romper el paredón de material mediante el uso de corta metal, maza y barreta para liberar al animal.

Molina indicó que lograron retirarlo y constataron que no estaba herido ni tampoco tenía signos de deshidratación. Motivo por el cual, estiman que no había permanecido demasiado tiempo atrapado entre los dos muros.

Un perro atrapado entre dos paredones fue rescatado por los bomberos

Recién a las 18 terminaron con el rescate. Se trataba de un perro adulto, que se mostró tranquilo en todo momento. Creen que sería un perro de la calle porque no tenía correa y nadie lo reclamó.

Un perro atrapado entre dos paredones fue rescatado por los bomberos