TUCUMÁN (ADNSUR)- Sergio Daniel Marchisio fue condenado por el femicidio de María de los Ángeles Carrizo a través de videoconferencia, respetando la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio propuesta por el Gobierno nacional.

El tribunal de la Sala I de la Cámara Penal de Tucumán realizó el debate a través del sistema de videoconferencia, en el cual el imputado participó detenido en la cárcel de Villa Urquiza. El juicio por el femicidio fue transmitido en vivo a través del canal de YouTube de la Dirección de Comunicación Pública de la Corte Suprema de Justicia. Así lo detalló Minuto Uno.

El asesino, conocido con el apodo de "Bachicha", fue sentenciado este viernes por el delito de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por ser el resultado de una agresión a la víctima por su condición de mujer", en perjuicio de María de los Ángeles Carrizo, quien tenía 38 años al momento de ser asesinada.

El tribunal condenó a perpetua a Marchisio y dispuso que se someta a un tratamiento psiquiátrico en el penal de Villa Urquiza, mientras que los fundamentos del fallo se conocerán el 11 de mayo.

El fiscal de juicio, Carlos Sale, señaló durante sus alegatos que por intermedio de los testimonios de familiares de Carrizo durante el debate quedó acreditado que “la víctima fue sometida desde un principio a violencia, no sólo física, sino también psicológica y moral" y que "el agresor no dejaba que tenga amigas y no podía salir a ninguna parte”. Por ello, el funcionario judicial recalcó que debía haber perspectiva de violencia de género, sustentado en esos testigos.

De acuerdo con el requerimiento fiscal, el 28 de junio de 2017, alrededor de las 5, Marchisio se encontraba en el living de la vivienda del barrio Experimental II, en Las Talitas, departamento Tafí Viejo, donde vivían junto a Carrizo y sus hijos.

Esa noche la pareja había discutido durante horas hasta que en un momento el condenado salió de la vivienda para atender una llamada telefónica. Minutos después volvió a ingresar cargando una pistola calibre 11.25, con la que disparó a la mujer, quien ya estaba dormida en un sillón ubicado a la par de la entrada.

Carrizo se despertó e intentó refugiarse detrás de otro sillón más grande mientras el agresor seguía disparando, pero no logró eludir los balazos y cayó al suelo herida. La mujer fue trasladada al hospital Centro de Salud, donde llegó muerta como consecuencia de las lesiones sufridas, mientras que Marchisio permaneció prófugo durante un mes hasta que fue capturado.